Hoy en día ya no tenemos ningún tipo de dificultad para encontrar material de soldadura en Tenerife, pero no siempre a sido así. La unión de los metales se remonta a la Edad del Bronce y la Edad del Hierro en Europa y el Oriente Medio. La primera evidencia real la encontramos en el año 310 en nueva Delhi en el pilar de hierro, importante hallazgo en la industria de la siderurgia.

La Edad Media nos dejó grandes avances como el de la soldadura de fragua o por forja, con la cual los herreros golpeaban insistentemente el metal y lo calentaban hasta que conseguían unirlo. Todos tenemos en mente el típico herrero de cualquier película de la Edad Media forjando la mejor espada para el honorable caballero.

Aunque en el Renacimiento hubo algunos avances, la verdadera transformación de la soldadura no llegó hasta el siglo XIX. Sir Humphry Davy descubrió el arco eléctrico y con ello la soldadura por arco. Por entonces este se tornó muy popular y se empezó a gestar la comercialización de material de soldadura en Tenerife y en todo el mundo.

Durante este siglo se inventarían los principales métodos de soldadura: por arco de carbón, por resistencia, de termita y la soldadura a gas, que fue muy utilizada por su facilidad de transporte y su bajo coste. A pesar de ello, la industria fue cambiando y fue sustituida por la soldadura de arco, ya que el resultado era mucho mejor.

Durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, la soldadura tuvo un importante repunte de desarrollo gracias a la carrera armamentística. Durante el siglo XX, se crearon muchos nuevos métodos como la soldadura de arco sumergida, la soldadura por arco metálico con gas o la de arco metálico blindado.

Desde JTR Reparación y Suministros de Soldadura utilizamos todo tipo de técnicas y materiales según las necesidades de nuestros clientes.